Ciudadano guatemalteco buscado por crímenes de lesa humanidad es acusado de reingreso ilegal

Departamento de Justicia
Oficina de la Fiscalía Federal de los Estados Unidos
Distrito de Massachusetts

Miércoles, 29 de mayo de 2019

El acusado es buscado en Guatemala por su participación en abusos sexuales masivos de mujeres indígenas

BOSTON. Un ciudadano guatemalteco buscado por su participación en la masacre de indígenas guatemaltecos durante la década de 1980 fue acusado ante el tribunal federal ayer en Boston.

Francisco Cuxum Alvarado, alias Francisco Cuxun-Alvarado, de 64 años de edad, es acusado formalmente de un cargo de reingreso ilegal a los Estados Unidos. Cuxum Alvarado fue detenido el día de ayer luego de la instrucción de cargos.

“El señor Cuxum Alvarado se encuentra en Massachusetts de manera ilegal, evadiendo su responsabilidad por violaciones a los derechos humanos en Guatemala”, dijo el Fiscal Federal de los Estados Unidos Andrew E. Lelling. “Si bien muchos inmigrantes vienen a este país buscando una vida mejor, el señor Cuxum Alvarado vino de manera ilegal para escapar de un oscuro pasado criminal. Este caso pone de manifiesto la importancia de las Investigaciones de Seguridad Interior y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, sus siglas en inglés) en la identificación y expulsión de criminales de guerra, violadores de los derechos humanos y otros extranjeros peligrosos que de manera ilegal buscan un refugio seguro en los Estados Unidos”.

“Felicitamos al Fiscal Federal de los Estados Unidos por defender la justicia en este caso”, dijo Peter C. Fitzhugh, Agente Especial Encargado de la Investigación de Seguridad Interior (HSI, en inglés) de la Oficina de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos en Boston. “La rama de Investigaciones de Seguridad Interior espera que las alarmantes y atroces acusaciones contra este individuo sean juzgadas de manera honesta y justa en el tribunal federal”.

De acuerdo con documentos judiciales, a principios de la década de 1980, hubo una serie de ataques cometidos en contra el pueblo de la etnia maya achí de Río Negro, en el municipio de Rabinal y sus alrededores, en la República de Guatemala. Durante dichas masacres, las fuerzas armadas guatemaltecas, con ayuda de milicias civiles conocidas como Patrullas de Autodefensa Civil (PAC), expulsaron a la fuerza a los indígenas achíes de Río Negro y atacaron y mataron a miles de ellos. Más de 400 achíes fueron asesinados en las masacres de Río Negro y cientos más fueron expulsados a la fuerza de sus hogares. Además de los asesinatos, se llevaron a cabo abusos sexuales masivos de mujeres achíes.

Se afirma que Cuxum Alvarado era miembro de la PAC en Rabinal y en 1998, se le implicó en la masacre de mujeres y niños del 13 de marzo de 1982 en el cerro Pacoxom. En el año 2018, el Gobierno de Guatemala acusó a Cuxum Alvarado de crímenes de lesa humanidad por su participación en el abuso sexual masivo de mujeres achíes en Rabinal y sus alrededores. En relación con los cargos, el Gobierno de Guatemala consiguió una Notificación Roja de la INTERPOL para arrestar a Cuxum Alvarado, la cual representa una solicitud a las fuerzas de seguridad de todo el mundo de localizar y arrestar provisionalmente a sospechosos pendientes de extradición a la jurisdicción en que han sido imputados. Cuxum Alvarado será extraditado a Guatemala.

El 30 de abril de 2019, se localizó y arrestó a Cuxum Alvarado en Waltham. Posteriormente, durante una entrevista con las fuerzas de seguridad, Cuxum Alvarado admitió haber sido miembro de la PAC de Rabinal. En el momento de su detención, Cuxum Alvarado se encontraba en los Estados Unidos de manera ilegal. Anteriormente, en marzo de 2004, había ingresado ilegalmente al país por Arizona y se ordenó su expulsión.

El estatuto de acusación contempla una sentencia no mayor a dos años en prisión, un año de libertad supervisada y una multa de US$250.000. El acusado será deportado después de cumplir cualquier sentencia que le haya sido impuesta. Las sentencias las impone un juez de un tribunal federal de distrito sobre la base de las Directrices para la Formulación de Sentencias de los Estados Unidos y otros factores reglamentarios.

El Fiscal Federal Lelling y el Agente de HSI Fitzhugh hicieron el anuncio el día de hoy. Este caso fue desarrollado y recibió apoyo del Centro para la Persecución de Violadores de los Derechos Humanos y Crímenes de Guerra de ICE y fue investigado por el Grupo de Investigación de Violadores de los Derechos Humanos y Crímenes de Guerra de HSI de Boston y la Unidad de Operativos contra Fugitivos de la división de Operaciones de Ejecución y Remoción (ERO, sus siglas en inglés) de Boston. El Departamento de Policía de Waltham y el Agregado de HSI en la ciudad de Guatemala prestaron asistencia en la investigación. El Fiscal Federal Adjunto de los Estados Unidos, George P. Varghese de la Unidad de Seguridad Nacional de Lelling está llevando el caso.

###