Discurso del Embajador Luis E. Arreaga en la Ejecución del Nuevo Modelo de Gestión Juvenil en esta Casa Intermedia

Excelentísimo Señor Presidente del Organismo Judicial y de la Corte Suprema de Justicia, Magistrado Nester Vasquez Pimentel; Honorable Señora Fiscal General de la República y Jefa del Ministerio Publico, Doctora Consuelo Porras; Señora Secretaria de la Secretaría de Bienestar Social, Licenciada Ana Patricia Contreras; Señor Subsecretario de Reinserción y Resocialización, Licenciado Carlos Francisco Molina; Señora Presidenta del Patronato del Nuevo Modelo de Gestión Juvenil, Licenciada Raquel Zelaya; Distinguidos invitados que nos acompañan;

Señoras y Señores

Muy Buenos Días.

Nos complace felicitar al Gobierno de Guatemala por llegar a otro hito importante en la ejecución del Nuevo Modelo de Gestión Juvenil en esta Casa Intermedia.

Me refiero a la graduación del segundo grupo de residentes quienes avanzan al siguiente paso del programa.

Qué fecha más auspiciosa para este evento que hoy, el Día Internacional de la Juventud.

Los pasos que los residentes toman los lleva hacia un futuro prometedor.

El objetivo es darles oportunidades educacionales, vocacionales y laborales para convertirlos en ciudadanos productivos.

Hoy se gradúan de la Residencia llamada “Decisión” y pasan a la Residencia llamada “Esperanza” donde tendrán nuevas oportunidades para superarse.

Felicito a la Señora Secretaria y Señor Subsecretario de Bienestar Social por su valentía y compromiso para ser agentes de cambio.

Felicito al personal del Modelo de Gestión Juvenil, quienes dedicaron siete meses para especializarse en justicia juvenil y hoy estamos viendo frutos de su labor.

Agradezco a los miembros del Patronato, por el apoyo y seguimiento incondicional que han brindado a esta iniciativa, pero sobre todo por siempre creer en el Modelo de Gestión Juvenil.

Hay un proverbio que dice “Se necesita una comunidad para criar a un niño.”

Todos nosotros somos parte de esta comunidad y por lo tanto nos unimos a felicitar a los residentes de la Casa Intermedia.

Muchas gracias.