Discurso del Embajador Luis E. Arreaga en la inauguración de la primera unidad especializada para combatir el Tráfico de Personas

Dra. María Consuelo Porras, Fiscal General y Jefa del Ministerio Público; Dr. Raúl Ernesto Melara Morán, Fiscal General de El Salvador; Dr. Daniel Sibrian Bueso, Fiscal General Adjunto de Honduras; Fiscal Alexander Colop, Fiscal de Sección de Trata de Personas; Distinguidos invitados y miembros de los medios de comunicación.

Buenos días.

Es un honor compartir este espacio con los Fiscales Generales del Triángulo Norte.

El intercambio de experiencias fortalece la lucha contra el crimen que afecta la región.

De igual forma me complace acompañar al Ministerio Público en la inauguración de la primera unidad especializada para el combate del tráfico ilícito de migrantes.

Hace unas semanas, estuvimos reunidos con la Fiscal General y su equipo discutiendo sobre la iniciativa del Ministerio Público para la creación de esta unidad, y hoy vemos con buenos ojos que es una meta más que se ha cumplido.

El cruce ilegal de fronteras conlleva riesgos enormes para las personas y las familias,  incluyendo secuestros, violaciones y trabajo forzado.

Los migrantes centroamericanos generan ganancias millonarias para las estructuras del crimen organizado.

Estas estructuras consideran a las personas como mercancías y cometen los delitos en la legislación guatemalteca relacionados al tráfico ilícito de migrantes.

El Gobierno de los Estados Unidos apoya a los países del Triángulo Norte en la reducción de las causas que generan la migración, incluyendo la ejecución de programas educativos, de salud y de promoción de la actividad económica.

Apoyamos el fortalecimiento de las instituciones que promueven la buena gobernanza y el Estado de Derecho.

A pesar de ello, el fenómeno criminal del tráfico ilícito de migrantes continúa, haciendo necesario encontrar nuevas y mejores formas de combatirlo.

Felicito al Ministerio Público por la creación de esta unidad especializada en analizar y perseguir el tráfico ilegal de migrantes.

Además, apreciamos el trabajo conjunto entre los Ministerios Públicos de Guatemala, El Salvador y Honduras por sumar esfuerzos en contra de este flagelo.

Estos esfuerzos redundarán en la identificación y desarticulación de estructuras criminales dedicadas a este crimen.

Ayudará también a disminuir la migración ilegal, y contribuirá a la seguridad, prosperidad y gobernanza en la región centroamericana.

El Gobierno de los Estados Unidos continuará apoyando estos y otros esfuerzos que nos permitan alcanzar sociedades más prósperas, justas y seguras.

Gracias.