Discurso del Embajador Luis E. Arreaga en Petén de Concesiones Forestales (USAID)

Excelentísimo Señor Presidente de Guatemala, Licenciado Jimmy Morales; Excelentísimo Embajador de México en Guatemala, Señor Romeo Ruiz Armento; Excelentísimos Señores Ministros de Agricultura y Ambiente, Mario Méndez y Alfonso Alonzo; Señor Víctor Asturias, Comisionado de PRONOCAM; Señor Enrique Barahona, Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Áreas Protegidas; Señor Byron Hernández, Presidente de la Concesión Forestal Comunitaria de Carmelita; Señor Marcedonio Cortave,

Director Ejecutivo de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén; Distinguidos invitados y miembros de los medios de comunicación,

Buenas tardes.

Nos sentimos honrados de estar con el Gobierno de Guatemala y con representantes de las instituciones locales y de las diferentes concesiones forestales comunitarias.

El Gobierno de Estados Unidos tiene una larga historia de trabajo conjunto con el Gobierno de Guatemala en la conservación de la biodiversidad, el manejo sostenible de los recursos naturales y el patrimonio cultural presentes en la Reserva de la Biósfera Maya.

Los resultados que se han logrado también reflejan el esfuerzo de las comunidades locales, que son actores clave en la implementación del modelo forestal comunitario.

La Reserva de la Biósfera Maya es el área protegida más grande de Centro América y es de mucha importancia por la riqueza de su biodiversidad y patrimonio cultural único.

Las concesiones forestales comunitarias constituyen uno de los pilares más importantes de la Biosfera Maya y son uno de los modelos exitosos de desarrollo económico sostenible para compartir dentro y alrededor de la Selva Maya.

Este modelo ha recibido reconocimientos a nivel mundial por sus excelentes resultados, tanto en lo económico como en la conservación ambiental. Es un modelo que genera beneficios económicos y una mejora en la vida de la población.

Quiero hacer público un reconocimiento a la gestión del actual Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Áreas Protegidas, Ingeniero Enrique Barahona y del Honorable Consejo, lo cual ha sido fundamental para consolidar el proceso de aprobación del normativo para solicitar prórroga de los contratos de concesiones forestales.

Este esfuerzo en equipo ha involucrado a los diferentes sectores de la sociedad civil, en especial al sector privado y a las organizaciones no gubernamentales locales e internacionales, lo que nos demuestra que, con la asistencia técnica apropiada, la conservación de la naturaleza y el desarrollo sostenible son posibles.

Ejemplos exitosos en todos los sectores deberían estar incluidos en los esfuerzos de coordinación entre los tres países de la Selva Maya. Gracias a México por su compromiso en el proceso de fortalecimiento de la coordinación trilateral en la Selva Maya que vinculará a los diversos actores en la región y agradezco a nuestros colegas del Banco de Desarrollo Internacional por estar con USAID cuando iniciamos esta coordinación.

La Estrategia de Coordinación Trilateral en la Selva Maya nos ayudara lograr metas y objetivos comunes que continúen protegiendo la riqueza de la Selva Maya y apoyen el desarrollo económico sostenible de los tres países.

Hoy reconocemos el valioso trabajo de los miembros de las diferentes concesiones forestales comunitarias y de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén, quienes han participado desde el inicio del proceso concesionario y le han dado continuidad al mismo, enfrentando y resolviendo situaciones complejas.

Con la prórroga de las concesiones forestales, vamos a continuar apoyando el desarrollo sostenible de las comunidades, y por consiguiente de la Selva Maya.

Esperamos poder seguir colaborando como socios en esta tarea tan esencial para Guatemala, la región y sus habitantes y así asegurar un mejor futuro para las siguientes generaciones.

Muchas gracias.