Discurso del Embajador Luis E. Arreaga, remodelación del Centro de Recepción para Migrantes Retornados

Señora Primera Dama de la Nación; Jefe de Misión de la Organización Internacional para las Migraciones para Guatemala, El Salvador y Honduras; Distinguidos invitados especiales y representantes de los medios de comunicación; Muy buenos días.

Es para mí un honor representar al pueblo de los Estados Unidos en la entrega de las nuevas secciones especializadas para recibir familias y menores retornados.

El Gobierno de mi país y el Gobierno de Guatemala han establecido un excelente modelo de cooperación en materia de migración. Estos se plasman en los acuerdos de cooperación que hemos suscritos.

Sabemos que la mejor forma de disminuir la migración irregular es promoviendo la prosperidad, la seguridad y la buena gobernanza aquí en Guatemala.

Este centro de recepción remodelado es un avance importante hacia la reintegración de los migrantes retornados a sus comunidades.

Ambos gobiernos buscamos que los guatemaltecos encuentren en este centro un espacio donde puedan recibir atención ágil y oportuna de instituciones del gobierno y organizaciones no gubernamentales.

Esta remodelación refleja es el excelente trabajo de coordinación entre instituciones como Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), diversas instituciones del Gobierno de Guatemala, y la Organización Internacional para las Migraciones.

Quiero reconocer especialmente a la Primera Dama, Sra. Patricia de Morales, por su liderazgo en apoyo a los migrantes guatemaltecos.

Ha sido gracias a su trabajo con el Instituto Guatemalteco de Migración, el Ministerio de la Defensa y la Fuerza Aérea Guatemalteca, que se dedicó un amplio espacio para el centro de recepción de migrantes retornados.

Este nuevo centro es motivo de satisfacción, pero también de un compromiso firme y decidido.

Nuestro desafío es seguir trabajando de forma conjunta para lograr la reintegración sostenible de los migrantes retornados y garantizar las condiciones que les permitan vivir y prosperar de forma plena y segura en sus comunidades.

Sigamos con ese compromiso para lograr una Guatemala más próspera, más segura y con más oportunidades.

Muchas gracias.