Discurso del Embajador Todd D. Robinson – Ceremonia de Donación para el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola (ICTA)

Embajador Robinson en la Ceremonia de Donación Para el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola (ICTA) del Ministerio de Agricultura

31/03/2017

Honorable Señor Viceministro de Agricultura, Dr. Felipe Orellana; Señores representantes de ICTA, IICA y del programa CRIA; Señoras y señores. Buenos días.

Estamos aquí para reconocer la importancia de esta donación la cual contribuirá a la investigación y extensión agrícola. La historia demuestra que sin un sector agrícola desarrollado, el crecimiento económico sostenible es complicado.

En Guatemala, casi la mitad de la población vive en áreas rurales, y el sector agrícola es el mayor empleador. Cerca del 30% de las personas generan un ingreso económico que proviene de la agricultura. El incremento en la productividad agrícola es la clave para el desarrollo económico, tomando en cuenta que uno de los mayores retos que tenemos en el siglo 21 es alimentar a una población creciente.

Estados Unidos ha demostrado que la inversión en investigación agrícola incrementa la productividad, y que desde 1960 su productividad agrícola se ha duplicado. Si elimináramos esos logros, necesitaríamos el doble de tierra y casi el doble de agua para producir el alimento que tenemos al día de hoy.

Nuestros cultivos también estarían más expuestos a las enfermedades, al cambio climático y a la sequía. Aunque ciertas investigaciones y avances tecnológicos de la agricultura puedan adaptarse a las necesidades agrícolas alrededor del mundo, la mayor parte debe realizarse a nivel local. Con esto nos referimos al desarrollo de variedades de semillas nuevas que sean más productivas y resistentes al cambio climático, lo cual estamos implementando con ICTA mediante el programa de Alimentos para el Progreso del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Es importante que el agricultor conozca el trabajo de investigación y extensión agrícola, y que sepa aprovechar donaciones como esta para lograr un impacto y avance que beneficien al sector. En Estados Unidos por lo regular se cuenta con un oficial en cada condado que enseña a los agricultores, consumidores y familias lo último de la ciencia y de la tecnología moderna.

Por otro lado, las universidades llevan a cabo la investigación y los agentes diseminan la información. Este sistema ha existido por más de 100 años y es funcional. La idea detrás del programa CRIA se refiere a asegurar que los agricultores y las familias rurales reciban la información necesaria para incrementar la productividad agrícola, los ingresos y el bienestar.

Quiero agradecer a ICTA por invitarnos hoy y también a IICA por su trabajo en desarrollar y administrar la implementación del programa.

Muchas gracias.