Discurso del Embajador Todd D. Robinson – Noche de Elecciones 2016

Embajador Robinson en Noche de Elecciones 2016.

08/11/2016

Buenas noches, señoras y señores.

Como Embajador de los Estados Unidos en Guatemala, es un honor darles la bienvenida a nuestro evento para celebrar la Noche de Elecciones 2016. Cuando las urnas cierren en los Estados Unidos, sabremos a quién ha elegido el pueblo Norte Americano para que dirija nuestra nación durante los próximos cuatro años.

Esta noche marca el final de un proceso electoral que inició hace más de nueve meses con la primera elección primaria en New Hampshire. Desde entonces hemos visto elecciones primarias en cada estado, convenciones nacionales de nuestros partidos políticos, debates muy discutidos entre los dos candidatos, y sus compañeros vice-presidenciales, e innumerables noticias sobre los programas que Hillary Clinton y Donald Trump han presentado al voto público.

Esta noche, este ejercicio de democracia llega a su fin. Mientras que eso sucede, me gustaría compartir con ustedes dos reflexiones clave. Esta noche se trata realmente de la voluntad del pueblo. Como Thomas Jefferson escribió una vez: “la voluntad del pueblo es el único y legítimo fundamento de cualquier gobierno.” Esta noche, en Estados Unidos continuaremos la tradición democrática, bajo la cual los Estados Unidos de América fue originalmente fundado.

Tal y como vimos en las recientes elecciones históricas de Guatemala, las elecciones de Estados Unidos representan una poderosa demostración del proceso democrático a la transición pacífica del poder. El año pasado en este país, después de una temporada electoral bastante discutida, fue electo un nuevo presidente que representaba la voluntad colectiva del pueblo de Guatemala.

Quiero mencionar la importancia de la participación, y la sencilla verdad de que cada voto es valioso. En los Estados Unidos, las mujeres, los afroamericanos y la gente joven han luchado por el derecho al voto, algunas veces a un costo muy grande para ellos mismos.

Votar no es solamente un derecho, sino un privilegio. Sin duda se destacó la importancia de votar en las elecciones de 2015 en Guatemala, donde la participación en el proceso electoral estaba en su punto más alto. Durante el intenso debate previo a su elección, las voces de todas las partes fueron escuchadas, y se convirtieron en parte del mandato aceptado por el ganador final.

En la historia de Estados Unidos, hemos tenido elecciones en las que un pequeño número de votos separó al ganador del perdedor. Las campañas en Estados Unidos hoy en día ponen mucho énfasis en motivar el voto público, invitando a los seguidores a acudir a las urnas el día de elecciones.

Cualquiera que sea el resultado esta noche, estamos siendo testigos del continuo y grande proceso democrático que nuestros fundadores visualizaron.

Gracias por unirse a nosotros para observar el desenvolvimiento de los acontecimientos, y conocer el resultado de esta histórica elección.