El Presidente Trump defiende el Estado de Derecho y se asegura de que haya consecuencias para aquellos que crucen nuestra frontera ilegalmente

“Los extranjeros ilegales ya no obtendrán un pase libre hacia nuestro país cuando presenten reclamos sin mérito en búsqueda de asilo. En su lugar, los migrantes que busquen asilo deberán presentarse legalmente en un puerto de entrada” – Presidente Donald J. Trump

PROTECCIÓN DE NUESTRA SOBERANÍA NACIONAL: El Presidente Donald J. Trump tomará medidas para garantizar que el asilo no sea un pase libre para cruzar nuestras fronteras de manera ilegal y sin consecuencias.

  • El Presidente Trump utilizará la autoridad que le otorga la Ley de Inmigración y Nacionalidad para administrar y proteger la integridad de nuestro sistema de inmigración y nuestra soberanía nacional.
    • La Sección 212(f) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad dice claramente: “Siempre que el Presidente determine que la entrada de cualquier extranjero o de cualquier clase de extranjeros en Estados Unidos sería perjudicial para los intereses de Estados Unidos, podrá por proclamación, y por el período que considere necesario, suspender la entrada de todos los extranjeros o de cualquier clase de extranjeros como inmigrantes o no inmigrantes, o imponer todas las restricciones que considere apropiadas a la entrada de extranjeros.”
    • La Sección 215(a) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad establece igualmente: “A menos que el Presidente ordene lo contrario, será ilegal que cualquier extranjero salga o entre, o intente salir o entrar en Estados Unidos, excepto bajo tales reglas, regulaciones y órdenes razonables, y con sujeción a las limitaciones y excepciones que el Presidente puede prescribir.”
    • En este mes de junio, el Tribunal Supremo confirmó la amplia autoridad estatutaria del Presidente para implementar restricciones de entrada.
  • El Presidente Trump firmará una proclamación que declara que los migrantes que buscan asilo a lo largo de la frontera sur deben presentarse legalmente en un puerto de entrada.
  • Aquellos que lleguen a un puerto de entrada seguirán siendo elegibles para el asilo, y se están implementando recursos adicionales para apoyar a nuestros puertos de entrada.

DEFENSA DEL ESTADO DE DERECHO: El Gobierno del Presidente Trump está restaurando de manera legítima y plena el estado de derecho en nuestra frontera sur;

  • Antes de la proclamación del Presidente, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Justicia (DOJ) emitieron conjuntamente una nueva regla para garantizar que los extranjeros sujetos al tipo de proclamación que emitió el Presidente no sean elegibles para el asilo.
  • Como resultado de la nueva regla conjunta y la proclamación del Presidente, todo extranjero que entre ilegalmente en nuestro país será inelegible para el asilo.
  • Junto con la proclamación del Presidente Trump, esta regla tendrá consecuencias para quienes crucen ilegalmente nuestra frontera.
  • Estas medidas firmes asegurarán que aquellos que buscan asilo respeten nuestras leyes y nuestra frontera.

RESPUESTA A LA CRISIS DE LA FRONTERA: Nuestra nación está experimentando una crisis sin precedentes en nuestra frontera sur, impulsada en parte por el fraude y el abuso que han sobrecargado nuestro sistema de asilo. 

  • Nuestro sobrecargado sistema de asilo está contribuyendo a esta creciente crisis al alentar a los extranjeros con reclamos sin mérito a cruzar ilegalmente nuestra frontera, reclamar “temor creíble” y luego ser liberados.
    • Con frecuencia los extranjeros son instruidos para que repitan las “palabras mágicas” para cumplir con las expectativas iniciales bien bajas de temor creíble.
  • Antes de 2013, aproximadamente uno de cada 100 extranjeros que llegaban declaraban temor creíble y buscaban asilo, pero hoy ese número ha aumentado a uno de cada 10.
    • Estos reclamos han aumentado en un 1.700 por ciento en los últimos nueve años.
  • Ha habido una oleada abrumadora de extranjeros que llegan a nuestra frontera desde Guatemala, Honduras y El Salvador (el Triángulo del Norte) que declaran temor creíble.
    • La mayoría de los inmigrantes del Triángulo del Norte no tienen peticiones de asilo válidas, pero son liberados en el país porque nuestro sistema de asilo está sobrecargado.
    • Casi dos tercios de los extranjeros que declaran temor creíble son del Triángulo del Norte.
  • Los solicitantes de asilo saben que serán liberados en el país y recibirán permisos de trabajo, mientras que sus solicitudes a menudo sin mérito pasan por nuestros tribunales de inmigración sobrecargados.
  • El año pasado, casi la mitad de los casos completados que involucraban a extranjeros que declararon temor creíble resultaron en faltas de comparecencia en las audiencias o en presentar una petición de asilo.

###

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.