FICHA INFORMATIVA: Estableciendo la lucha contra la corrupción como un interés central de seguridad nacional de Estados Unidos

3 DE JUNIO DE 2021

La Administración Biden-Harris está comprometida a enfrentar la corrupción como una prioridad económica y de seguridad nacional, y ha prometido dirigir esfuerzos internacionales para traer transparencia al sistema financiero mundial y cerrar los vacíos que socavan la democracia. Como declara la Guía Estratégica Provisional de Seguridad Nacional:

“Apuntaremos en especial a confrontar la corrupción, que pudre la democracia desde adentro y que los Estados autoritarios usan cada vez más como arma para socavar las instituciones democráticas… Tomaremos medidas enérgicas contra los paraísos fiscales y el financiamiento ilícito, que contribuyen a la desigualdad de ingresos, financian el terrorismo y generan una influencia extranjera perniciosa”.

Hoy, siguiendo este compromiso, el presidente Biden está publicando un Memorando de Estudio de la Seguridad Nacional (NSSM) que establece la lucha contra la corrupción como un interés central de seguridad nacional de Estados Unidos. El NSSM dirige una revisión interinstitucional de 200 días que culminará con un informe y recomendaciones sobre cómo el gobierno de Estados Unidos y sus socios pueden:

Modernizar, coordinar y dotar de recursos los esfuerzos para luchar mejor contra la corrupción. La corrupción amenaza la seguridad nacional de Estados Unidos al erosionar la fe de los ciudadanos en el gobierno, distorsionar las economías y permitir a los autoritarios debilitar las instituciones democráticas. Por lo tanto, el NSSM ordena a los departamentos y agencias que identifiquen y, donde sea apropiado, establezcan nuevas estructuras y personal, mejoren la recolección y análisis de inteligencia, y aumenten los recursos destinados a confrontar la corrupción en el país y en el extranjero.

Frenar el financiamiento ilícito. La Administración Biden-Harris ha prometido dirigir esfuerzos internacionales para traer transparencia a los sistemas financieros estadounidense e internacionales, incluyendo mediante reducir el secreto financiero en el extranjero, confiscar activos robados y dificultar que los que roban se escondan tras el anonimato. Por lo tanto, el NSSM ordena a los departamentos y agencias que combatan todas las formas de financiamiento ilícito, incluyendo mediante acelerar los esfuerzos en curso para establecer un registro de “beneficiarios reales”, de modo que los actores ilícitos no puedan ocultar los ingresos por corrupción detrás de empresas de cartón anónimas; limitar la capacidad de los actores ilícitos de esconderse tras el anonimato para comprar bienes raíces residenciales; y cerrar los vacíos en los regímenes regulatorios existentes.

Hacer que los actores corruptos rindan cuentas. La Administración Biden-Harris está comprometida a tomar nuevas medidas para exigir cuentas a individuos corruptos, organizaciones criminales transnacionales y otros actores involucrados en actividades ilícitas. Esto incluye fortalecer y desarrollar sanciones específicas anticorrupción conforme a la Ley Magnitsky y otras autoridades similares, y reforzar acciones de aplicación de derecho penal o civil, como en el marco de la Iniciativa de Recuperación de Activos de la Cleptocracia del Departamento de Justicia. También significa aumentar el apoyo para incrementar la capacidad de la sociedad civil, los medios de comunicación, los organismos estatales y locales, los socios internacionales y otros actores de supervisión y rendición de cuentas.

Crear asociaciones internacionales. Como parte de su compromiso de fortalecer las alianzas y asociaciones de Estados Unidos, el NSSM ordena a los departamentos y agencias que trabajen con socios internacionales afines mediante la ONU, el G7, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y organismos similares para contrarrestar la corrupción estratégica que emana de los gobiernos autocráticos y cleptocráticos, las empresas extranjeras de propiedad estatal o afiliadas, y las organizaciones criminales transnacionales. Esta labor incluirá el cierre los vacíos explotadas por estos actores para enmascarar los ingresos por corrupción o interferir en los procesos democráticos.

Mejorar la ayuda al exterior. Estados Unidos se asocia con gobiernos extranjeros y la sociedad civil para mejorar la capacidad de sus instituciones nacionales de aplicar medidas de transparencia, supervisión y rendición de cuentas. Por lo tanto, el NSSM ordena a los departamentos y agencias que se enfoquen en las mejores prácticas anticorrupción y mejoren las medidas de control en la ejecución de los programas de asistencia extranjera y cooperación en seguridad.

###