La fiscal general de Guatemala visita el distrito Este de Texas

Departmento de Justicia
Fiscal de los Estados Unidos Joseph D. Brown
Distrito Este de Texas

Martes, 11 de febrero de 2020

PLANO, Texas – María Consuelo Porras Argueta, fiscal general de la República de Guatemala, se reunió hoy en el distrito Este de Texas con el fiscal de los Estados Unidos Joseph D. Brown, el director de las Fuerzas de Tarea de Control de Drogas y Crimen Organizado (OCDETF) Adam Cohen, y el agente especial asistente a cargo de la División de Campo de Dallas de la Administración para el Control de Drogas Guy Baker para discutir las investigaciones y los avances en los esfuerzos conjuntos para restringir a las organizaciones criminales transnacionales que operan entre los Estados Unidos y Guatemala.

Durante la reunión, los funcionarios discutieron la rendición y extradición de Erik Salvador Súñiga Rodríguez, también conocido como “El Pocho”.  Súñiga Rodríguez fue procesado por un gran jurado federal el 13 de junio de 2018 en el distrito Este de Texas y fue acusado de narcotráfico y lavado de dinero.  Súñiga Rodríguez, alcalde de Ayutla, un pueblo en la frontera con México, se entregó a agentes de la DEA en Guatemala el 19 de diciembre de 2019 y fue extraditado a McKinney, Texas.  Su juicio está programado para comenzar en la corte federal en Plano.

Súñiga Rodríguez ha sido identificado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos como un importante narcotraficante extranjero, conforme a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (“Kingpin Act”).  Como resultado, todos los activos en los que Súñiga Rodriguez tiene participación en los Estados Unidos, o que estén bajo posesión o control de personas de los Estados Unidos, deben ser bloqueados y reportados a la OFAC.  En general, las regulaciones de la OFAC prohíben toda transacción por estadounidenses, o por personas que están en los Estados Unidos (o en tránsito), que involucren cualquier propiedad o participación en propiedad de las personas bloqueadas.

«Estamos muy agradecidos por la cooperación del gobierno de Guatemala en nuestra lucha conjunta contra el narcotráfico», dijo el fiscal de los Estados Unidos Joseph D. Brown.  «La visita de la fiscal general Porras muestra el compromiso de su país de enfrentar a los cárteles de la droga, y el reconocimiento de ella de que nuestros países se benefician cuando actuamos agresivamente contra estas organizaciones criminales.  Tenemos excelentes jurados y jueces en el distrito Este de Texas que no toleran el crimen, y esta clase de procesos internacionales son una de nuestras prioridades.»

«Este caso destaca la importancia de la coordinación de la aplicación de la ley y el intercambio de información», dijo Adam Cohen, director de las OCDETF.  «Al coordinar los

esfuerzos y apalancar los recursos, somos capaces de trastocar y desmantelar las operaciones de las redes criminales que plantean la mayor amenaza a nuestras comunidades y a la nación».

«Los criminales que intentan mantenerse por encima de la ley mediante puestos de confianza pública se encontrarán con justicia rápida, mediante los incansables esfuerzos de la DEA para desmantelar las organizaciones criminales transnacionales en todo el mundo», dijo el agente especial de la DEA a cargo Eduardo A. Chávez.  «Aplaudimos la valentía y la determinación de nuestras contrapartes guatemaltecas para permanecer comprometidos con el estado de derecho.  La DEA seguirá trabajando junto con ellas para asegurar que los que obtienen ganancias del tráfico de drogas ilícitas en nuestros vecindarios enfrentarán las consecuencias».

Este caso es el resultado de una extensa investigación conjunta de las Fuerzas de Tarea de Control de Drogas y Crimen Organizado (OCDETF).  Los agentes y los fiscales de las OCDETF manejan investigaciones complejas y procesos contra narcotraficantes del más alto nivel, lavadores de dinero, y otras organizaciones criminales transnacionales prioritarias que amenazan a los ciudadanos de los Estados Unidos.

La Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia brindó asistencia significante para asegurar el regreso del acusado desde Guatemala.  Este caso está siendo investigado por la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos y procesado por la fiscal auxiliar de Estados Unidos Colleen Bloss.