Reunión de OPIC con el Presidente Jimmy Morales

REF#: 2018-6

24 de enero de 2018

Ray W. Washburne, Presidente y Director Ejecutivo de la Corporación para Inversión Privada en el Extranjero (OPIC, siglas por su nombre en inglés) – la institución del Gobierno de los EUA de  financiamiento para el desarrollo– emitió la siguiente declaración tras su reunión con el Presidente Jimmy Morales:

Las inversiones de OPIC en Guatemala aumentan la prosperidad y la oportunidad económica para los guatemaltecos, al mejorar la infraestructura, promover el crecimiento económico, crear empleos, y apoyar pequeñas empresas locales.  Guatemala es atractiva para mayor inversión estadounidense, pero se necesita un compromiso continuo de aumentar la transparencia y combatir la corrupción y la impunidad para crear un ambiente que facilite la inversión.  Anhelamos trabajar con el Presidente Morales y el Gobierno de Guatemala para habilitar futuras inversiones estadounidenses que beneficien a las economías de ambos países.

###

La Corporación para Inversión Privada en el Extranjero (OPIC, siglas por su nombre en inglés) es una agencia del Gobierno de los EUA establecida en 1971 para apoyar a empresas estadounidenses a invertir en nuevas economías.  Les provee herramientas para manejar los riesgos asociados con la inversión directa en el extranjero, fomenta el desarrollo económico en países con mercados emergentes, y promueve las prioridades de política exterior y seguridad nacional de los EUA.  OPIC ayuda a las empresas estadounidenses a establecerse en nuevos mercados, cataliza nuevos ingresos, y contribuye a generar oportunidades de empleo y de crecimiento en los EUA y el extranjero.  Esta Corporación cumple su misión al proveer financiamiento, seguros de riesgo político y abogacía a empresas estadounidenses y al asociarse con gerentes de fondos privados de acciones.

Los servicios de OPIC están disponibles a empresas estadounidenses que planifican invertir en más de 160 países de todo el mundo.  OPIC cobra tarifas basadas en el mercado por sus productos, haciéndose autosuficiente – no es carga para los contribuyentes.  Todos los proyectos de OPIC deben adherirse a las mejores prácticas internacionales y no pueden causar pérdida de empleos estadounidenses.