Aprehensión de un ciudadano estadounidense

El Departamento de Estado está comprometido a garantizar un trato justo y humano para los ciudadanos estadounidenses en prisión en el extranjero. Estamos dispuestos a ayudar a los ciudadanos encarcelados y sus familias dentro de los límites de nuestra autoridad de conformidad con el derecho internacional, el derecho nacional y el extranjero.

Las personas que violen las leyes guatemaltecas, incluso sin saberlo, pueden ser expulsadas, arrestadas o encarceladas. Si infringe las leyes locales en Guatemala, su ciudadanía estadounidense no lo ayudará a evitar el ser aprehendido o el enjuiciamiento. Es muy importante saber qué es legal y qué es ilegal donde quiera que vaya. Si es aprehendido en Guatemala, un ciudadano estadounidense debe pasar por el proceso legal extranjero que incluye un posible cargo o acusación, enjuiciamiento, posible condena y sentencia, y cualquier proceso de apelación.

Evite ser aprehendido en el extranjero de la siguiente manera:  

  • Cumplir con las leyes y regulaciones del país que está visitando o en el que vive.

  • Conocer las leyes allí que pueden ser diferentes de las leyes de los Estados Unidos. Proporcionamos información para cada país en nuestras páginas específicas de cada país. Para obtener más información sobre las leyes dentro del país extranjero antes de ir, comuníquese con la embajada o el consulado más cercano de ese país en los Estados Unidos.

Si usted es aprehendido en el extranjero o conoce a un ciudadano estadounidense que lo esta: 

  • Solicite a las autoridades penitenciarias que notifiquen a la embajada o consulado de los Estados Unidos.

  • Es posible que también desee comunicarse con la embajada o el consulado de los Estados Unidos más cercano para informarnos del arresto. La información de contacto de las embajadas y consulados de Estados Unidos en el extranjero se puede encontrar aquí o en nuestras páginas de información específica de cada país.

Asistencia consular a los prisioneros estadounidenses:

Cuando un ciudadano estadounidense es aprehendido en el extranjero, inicialmente puede estar confundido y desorientado. Puede ser más difícil porque el privado de libertad se encuentra en un entorno desconocido y puede que no conozca el idioma, las costumbres o el sistema legal local.

Podemos ayudar:  

  • Proporcionar una lista de abogados locales que hablen inglés.

  • Contactar familiares, amigos o empleadores del ciudadano estadounidense detenido con su permiso por escrito.

  • Visitar al ciudadano estadounidense aprehendido con regularidad y proporcionarle materiales de lectura y suplementos vitamínicos, cuando corresponda.

  • Ayude a garantizar que los funcionarios de la prisión le brinden la atención médica adecuada.

  • Proporcionar una descripción general del proceso de justicia penal local.

  • Informar al detenido de los recursos locales y estadounidenses para ayudar a las víctimas de delitos que puedan estar disponibles para ellos.

  • Si lo desean, asegurarse de que los funcionarios de la prisión permitan las visitas a un miembro del clero de la religión de su elección.

  • Establecer un fideicomiso de servicios para ciudadanos en el extranjero (OCS Trust por sus siglas en inglés) para que los amigos y la familia puedan transferir fondos a ciudadanos estadounidenses encarcelados, cuando lo permitan las regulaciones de la prisión

No Podemos:

  • Sacar a los ciudadanos estadounidenses de la prisión en el extranjero

  • Declarar ante un tribunal que cualquier persona es culpable o inocente.

  • Brindar asesoramiento legal o representar a ciudadanos estadounidenses en tribunales en el extranjero

  • Servir como intérpretes o traductores oficiales.

  • Pagar tarifas legales, médicas o de otro tipo para ciudadanos estadounidenses en el extranjero